Carlos III fue coronado rey del Reino Unido

189

Carlos III fue coronado como rey del Reino Unido en una solemne ceremonia celebrada este sábado en la Abadía de Westminster, en el corazón de la capital británica.

En el momento más importante de este acto protocolario, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, colocó sobre la cabeza de Carlos III la suntuosa corona de San Eduardo, del siglo XVII.

Tras colocarle la corona, el arzobispo gritó a la congregación “Dios salve al Rey”, tras lo cual se escucharon trompetas.

Sentado en la silla de roble de San Eduardo, considerado el mueble más antiguo del Reino Unido y colocado sobre un piso de mosaico medieval, Carlos III fue coronado tras recibir las distintas insignias reales, que simbolizan las responsabilidades como el jefe de Estado británico hasta el día de su muerte.

Al rey se le entregó el orbe del soberano, que simboliza el mundo; el cetro con cruz, que representa el mundo cristiano; y el cetro de la paloma, símbolo del papel espiritual del monarca.

Ataviado con una capa dorada, el primado de la iglesia de Inglaterra le entregó al rey el guante blanco del poder.

Por último Welby le colocó la corona de San Eduardo, hecha en oro y decorada con rubíes, amatistas, zafiros, granate y topacios, la única vez en su vida que el monarca la llevará.

Antes, el monarca fue ungido con aceite consagrado por el arzobispo de Canterbury, el rito religioso más solemne de la liturgia de la coronación, que requiere que el monarca esté temporalmente oculto al público.

El soberano quedó velado por un panel de tela bordada con motivos de ángeles y un árbol con 56 hojas que representan a cada uno de los países de la Mancomunidad Británica de Naciones, bendecida en la Capilla Real del Palacio de St James hace una semana.

CAMILA CORONADA COMO REINA

En paralelo, Camila también fue coronada como reina del Reino Unido en la ceremonia que se lleva a cabo este sábado en la Abadía de Westminster, en Londres.

La reina Camila fue primero ungida con aceite en la cabeza por el arzobispo de Canterbury, primado de la Iglesia Anglicana, quien posteriormente impuso en su cabeza la corona de la Reina María.

La mujer del rey Carlos III desde hace 18 años deja de esta forma de ser llamada reina consorte, para pasar a ser considerada únicamente como reina.

Una sonriente Camila recibió de manos del obispo emérito de Londres y de la obispa de Dover el Cetro de la Reina Consorte y la Vara con Paloma de la Reina Consorte.

Según la tradición británica, las esposas de los monarcas son coronadas como reinas, algo que no sucede con los maridos de las reinas, como fue el caso del duque de Edimburgo, Felipe, padre de Carlos III y marido de Isabel II.

Tras la coronación de Camila, el coro cantó un nuevo himno, “Make a joyful noise“, compuesto para la ocasión por el prestigioso autor de musicales y bandas sonoras Andrew Lloyd Weber.

Posteriormente, los reyes se quitaron las coronas, que llevaron hoy por única vez en sus vidas, para continuar con la eucaristía en el servicio religioso, que terminará en torno a las 12.00 GMT, antes de volver al Palacio de Buckingham, desde cuyo balcón saludarán a los ciudadanos.

 

Imagen foto_00000022
Camila deja de esta forma de ser llamada reina consorte, para pasar a ser considerada únicamente como reina.

PROCESIÓN E HISTÓRICO SALUDO DESDE EL BALCÓN

Posteriormente a esa ceremonia, Carlos III y Camila abandonaron la Abadía de Westminster e iniciaron la procesión hacia el palacio de Buckingham a bordo de la suntuosa Carroza Dorada de Estado, que terminó con el histórico saludo de ambos desde el balcón.

Acompañados por 4.000 militares ataviados de gala, los reyes saludaron a la multitud apostada en la ruta de dos kilómetros hacia su residencia oficial en Londres.

Desde hace días, numerosas personas esperaron en las inmediaciones del palacio y a lo largo de la céntrica avenida The Mall para ver en persona el paso de Sus Majestades, y miles de ciudadanos asisten hoy al desfile pese a la lluvia que cae sobre la capital británica.

Una vez los reyes en el Palacio de Buckingham, se produjo una de las imágenes más esperadas de la jornada, cuando Carlos III y Camila, acompañados de otros miembros de la familia real, saludaron desde el balcón a la multitud congregada.

 

Imagen foto_00000023
Carlos III y Camila saludan a los asistentes al Palacio de Buckingham, momento clave en su coronación.

Si la meteorología lo permite, está programada asimismo una exhibición aérea en la que participan más de 60 aeronaves del Real Fuerza Aérea (RAF, en inglés), que sobrevolarán la céntrica avenida The Mall.

El desfile pondrá el broche de oro a la coronación de los reyes, el acto protocolario en el que han recibido los símbolos de su poder tras haber ascendido al trono de manera automática el pasado 8 de septiembre, al morir Isabel II.

Fuente: Cooperativa

Comenta!