Chile exhibió poco ante Venezuela y lamentó una derrota en el Sudamericano sub 20

La selección chilena sub 20 quedó en una incómoda posición en el Sudamericano de la categoría que se disputa en suelo nacional, luego de caer por 1-2 ante Venezuela en la segunda fecha del Grupo A.

El combinado de Héctor Robles se mostró ligeramente mejor en táctica y despliegue físico respecto al primer duelo con Bolivia, pero eso resultó insuficiente esta jornada ante un elenco llanero lleno de potencia, ímpetu y juego asociado, que sólo por la sobresaliente actuación del arquero Luis Ureta no consiguió una cuenta más abultada.

El inicio del trámite en el Estadio El Teniente fue de ensueño. Al minuto, Nicolás Fernández se arrancó por la banda derecha y provocó la mano de un defensor. El árbitro marcó el punto penal. Con la responsabilidad de definir Tomás Alarcón tomó eligió un tiro por el centro y no falló.

Sin embargo, un despiste desvaneció la alegría. Tras un saque de esquina, Samuel Sosa ganó en la línea de fondo y sacó un centro que se paseó por el área pequeña frente a la mirada de los nacionales, antes de ser conectado en el segundo palo por Jesús Pardo a los 9′.

Los fantasmas del jueves sobrevolaron el cielo rancagüino. El elenco chileno no tenía movimientos para romper el cerco llanero y los defensores, al no encontrar receptores en el medio, abusaban de largos pelotazos. Venezuela era más y amenazaba con el desequilibrante Jan Carlos Hurtado. El nueve de Gimnasia y Esgrima La Plata aguantaba la pelota y apilaba rivales a pura potencia.

Sin fútbol, Chile apeló al orgullo. Iván Morales estuvo cerca a los 20′. Los nacionales aceleraron. Marcelo Allende flotaba entre líneas y era un problema cada vez que se giraba. A los 32′ Alarcón apareció solo en el área para conectar un tiro libre, pero increíblemente falló. David Salazar, tras un gran desborde de Morales, estuvo cerca. La visita no se quedó de brazos cruzados. Luis Ureta alcanzó a ponerle la mano a un latigazo de Sosa que se metía.

Apenas empezado el segundo tiempo, la Roja recibió un golpe que la dejó tambaleando, y todo fue por otra desatención. Jorge Yriarte se anticipó a toda la defensa para conectar un tiro libre y darle la ventaja a los suyos en el minuto ’50.

El equipo de Robles era incapaz de dar tres pases seguidos en el último tramo del partido y en ello Ureta tuvo que sacar sus mejores argumentos para frenar las llegadas de los vinotintos.

El ingreso de Matías Sepúlveda algo agitó a los suyos. El mediapunta de O´Higgins ganó una pelota en la entrada del área forastera y sacó un misil que remeció en el travesaño a los 69′.

Reapareció el ímpetu y el deseo. Lamentablemente, no había plan. Robles pidió respetar el proceso tras su eliminación en el último Sudamericano, pero su equipo parece no acompañar sus propios deses.

A falta de dos partidos por disputar, Chile queda prácticamente obligado a vencer a Colombia y Brasil para tener alguna opción de clasificar al hexagonal final.

Fuente: Cooperativa

Comenta!