Chile monitorea investigación que podría instaurar salvaguardia en EEUU a envíos de arándanos

Chile es el quinto país con más envíos de este producto a ese país, totalizando ventas por más de US$ 270 millones.

Todas las alarmas se encendieron la industria de los arándanos, tras el anuncio de Estados Unidos de iniciar una investigación para imponer una salvaguardia global si se comprueba el impacto que tiene el aumento de envíos de arándanos frescos sobre su producción doméstica, y que estaría afectando a los productores nacionales de ese país.

Según lo comunicado para las autoridades, la Oficina del Representante de Comercio de EEUU (USTR) solicitó a la Comisión de Comercio Internacional de ese país (USITC) iniciar una investigación de la Sección 201, legislación que evalúa este tipo de materias. El periodo de análisis podría tomar hasta 180 días y sería la primera vez en casi 20 años que el USTR ha utilizado esta autoridad.

En un informe de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y el Departamento de Comercio de Estados Unidos (Comercio) se describe el plan de la administración de Donald Trump para abordar las “amenazas” que el aumento de las importaciones representa para los productores estadounidenses de frutas y verduras perecederas y de temporada.

En el documento se señala que luego de una serie de audiencias a mediados de agosto, se “proporcionaron evidencia de que el aumento de las importaciones de arándanos puede estar dañando la industria local de arándanos, particularmente en el sureste de Estados Unidos”.

“Por ejemplo, los productores de arándanos en Florida y Georgia pueden tener que competir principalmente contra las importaciones de un país en particular en el periodo de comercialización de esa región; los productores de Michigan contra un país diferente en su periodo, mientras que los productores de arándanos al noroeste en Washington y Oregón pueden enfrentarse por completo a diferentes dinámicas competitivas”, señala el informe.

Uno de los factores para justificar lo anterior sería que las importaciones estadounidenses de arándanos han aumentado significativamente en los últimos 15 años, de aproximadamente 50 millones de libras en 2005 a casi 400 millones de libras en 2018, según detalló el documento.

Mientras, el Departamento de Agricultura iniciará conversaciones con los socios federales pertinentes para comprender mejor “en qué medida se utilizan las importaciones de productos perecederos y de temporada para permitir la actividad delictiva”.

Debido a lo anterior, rápidamente los países que más exportan este producto encendieron sus alarmas, como lo son México, Perú, Argentina, Canadá y Chile. De hecho, el primero de ellos señaló que seguirá de cerca la investigación de EEUU.

Chile no se queda atrás en su preocupación. Si bien todavía no se sabe cómo podría afectar una medida de salvaguardia global al país, las autoridades están monitoreando de cerca el análisis de la administración de Trump.

Según los datos de ODEPA, en 2019 Chile exportó 112 mil toneladas de arándanos; 50% de este volumen se fue a EEUU. En valor, ese total se tradujo en unos US$ 552 millones en exportación de arándanos, y para ese país, fueron unos US$ 274 millones.

Así las cosas, una autoridad de Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei), señaló que en conjunto con el sector privado están monitoreando de cerca los eventuales efectos que podría tener la incidencia en Chile, de ahí que estén trabajando en recopilar antecedentes del desarrollo de las exportaciones de arándanos frescos a EEUU durante los últimos cinco años y preparando sus posibles actuaciones durante el proceso investigativo.

De todos modos, agregó que una medida de salvaguardia sería injustificada en el caso de Chile dado que se atiene a las normas regulatorias.

Fuente:df.cl 

Comenta!