Denuncian a Unión La Calera por suplantación de identidad de uno de sus jugadores para alterar su test PCR positivo

Una grave denuncia en contra de Unión La Calera se conoció en las últimas horas, puesto que se le acusa de suplantar la identidad de uno de sus jugadores para alterar sus test PCR, el cual habría dado positivo, para así poder jugar sin inconvenientes.

Según consignó El Mercurio de Valparaíso, esta situación habría tenido lugar en noviembre de este año, luego de que el laboratorio que trabaja con el club se percatara que uno de los futbolistas que previamente había dado positivo por la enfermedad, arrojó negativo, levantando todas las sospechas de los técnicos.

Por esta situación, el mismo centro clínico se autodenunció la semana anterior siguiendo los conductos regulares, entregando más información a las autoridades sanitarias. Francisco Álvarez, seremi de Salud en la Región de Valparaíso, señaló que ya recibieron la denuncia por este caso, y que se entregarán todos los antecedentes al Ministerio Público.

“Se han revisado los antecedentes por parte de nuestro equipo jurídico y creemos importante entregarlos al Ministerio Público, lo cual haremos dentro de las próximas horas“, señaló Álvarez.

“En el caso de que los tribunales determinen que existen actos que revisten la calidad de delito, los condeno profundamente en razón de la gravedad de los hechos”, sentenció la autoridad.

Por su parte, desde el club “Cementero” afirmaron que están dispuestos a colaborar con la investigación. “No hemos recibido ninguna notificación ni denuncia por parte de la Seremi de Salud. Si nos llegan a solicitar información, estamos dispuestos a facilitar todos los antecedentes que sean necesarios para esclarecer la situación“, aseguró Martín Iribarne, gerente general de Unión La Calera.

De momento se desconoce si el jugador en cuestión habría disputado un partido por el Campeonato Nacional o por Copa Sudamericana, donde los caleranos quedaron eliminados mediante los lanzamientos penales ante el Junior de Barranquilla.

Fuente: ADN

Comenta!