Desbordes concreta renuncia al gabinete y presiona salida de Sichel

Ayer en la tarde, el ministro Mario Desbordes sostuvo una conversación con el Presidente Sebastián Piñera en la que, finalmente, pactó su salida del gobierno.

El diálogo se produjo, según fuentes de La Moneda, en la antesala de la ceremonia de graduación de la Escuela Militar.

Así, tras oficializar su renuncia a la cartera de Defensa, el extimonel de RN emprenderá su precandidatura presidencial y colaborará con las candidaturas del partido de cara a los desafíos electorales que vienen.

El también exdiputado ya sacó sus pertenencias de Defensa y hoy en la mañana se realizará la ceremonia oficial del ajuste de gabinete. Su reemplazo sería el actual titular de Minería, Baldo Prokurica.

Antes del diálogo que sostuvieron ayer, Piñera dijo durante la mañana en Mega que Desbordes es una “buena carta”. Y agregó que “todos sabemos que él tiene aspiraciones para encabezar una campaña y la candidatura de RN”.

Con esto sólo queda pendiente la salida de Sebastián Sichel de la presidencia de BancoEstado, otra carta presidencial del sector. Sin embargo, en La Moneda señalaban ayer que la renuncia de Desbordes termina, en la práctica, presionando y precipitando también la salida de Sichel, ya que Piñera estaba molesto por el desorden que se generó con el tema presidencial y quiere que las dos salidas se concreten de manera conjunta.

Los ajustes se dan en paralelo a un complejo escenario que vive el partido de Desbordes. El miércoles por la noche, el ministro Cristián Monckeberg le transmitió al diputado RN Camilo Morán, según fuentes de la colectividad, que dejaran en pausa las tratativas que hasta ese día estaban llevando para lograr una mesa de consenso en la colectividad con él a la cabeza.

Hasta antes de ese diálogo, la idea era que el titular de la Segpres concretara -además de Desbordes- una renuncia al gabinete para contribuir a ordenar las filas de RN de cara a los desafíos electorales que vienen: municipales, gobernadores y constituyentes. Morán, de acuerdo a las mismas fuentes, le traspasó el mensaje a los diputados de la disidencia que estaban liderando las conversaciones, entre ellos, Tomás Fuentes y Diego Schalper.

De hecho, el diputado Fuentes daba por fracasadas las negociaciones ayer en la mañana y señaló que “lamento que no haya resultado la propuesta del ministro Monckeberg de retornar a la presidencia de RN en una mesa de consenso. Lo único que genera esto es que RN continúe como un partido sin liderazgo, que no tiene estrategia electoral y carente de mística”.

Pese a eso, en el entorno de Monckeberg dicen que lo que se hizo fue “calmar las aguas” y poner el tema un poco en pausa. Esto, porque, según las mismas fuentes, el Presidente Sebastián Piñera le hizo esa solicitud al ministro.

De acuerdo a fuentes de gobierno, el Mandatario estaba molesto por todo el “ruido” y “desorden” que se ha ido generando con las posibles salidas del gabinete y la sensación de que se está “abandonando” el barco. Asimismo, según algunas versiones, el Jefe de Estado le habría pedido al titular de la Segpres que se quedara en su puesto. Monckeberg, en tanto, sostuvo ayer que “yo estoy aquí hasta que el Presidente diga lo contrario, esto es así”.

Como sea, algunos en el entorno del ministro creen que todavía existe margen para que Monckeberg deje el gabinete, pero reconocen que el escenario, a raíz de la solicitud de Piñera y de las diferencias internas en RN, dificultan su renuncia. Esto, porque al interior de RN el extimonel Carlos Larraín y el senador Francisco Chahuán, entre otros dirigentes, se oponen a la idea de una mesa de consenso y quieren que las elecciones internas -que están fijadas para junio- se hagan e, incluso, que se adelanten.

De hecho, la apuesta era que Monckeberg saliera del gabinete para asumir como primer vicepresidente y que, después, el timonel Rafael Prohens renunciara y el titular de la Segpres asumiera en su lugar. En ese sentido, se sumó otro factor a la complicación: en la colectividad dicen que Prohens se resiste a esa idea. Todo este panorama, además, ha incomodado a la senadora Marcela Sabat, quien -según sus cercanos- evalúa renunciar a la vicepresidencia que ejerce en la mesa de RN.

Y, en medio de este escenario, la directiva convocó para el lunes a una reunión en la que, entre otros puntos, se propone adelantar para el 17 de abril las elecciones internas. El tema fue abordado ayer en un chat de RN, en el que el propio Desbordes planteó que los comicios deberían realizarse el 13 o 20 de marzo. “Hacer campaña interna en tierra derecha de una elección municipal, de gobernador y constituyente es un error”, escribió.

Piñera se reúne con partidos

En medio de este escenario, de la ya pactada salida de Desbordes y de la incertidumbre sobre las autoridades que dejarán el Ejecutivo para competir en la elección de constituyentes, Piñera convocó anoche a su casa a una reunión a los presidentes, secretarios generales y jefes de bancada de los partidos de Chile Vamos.

El objetivo del encuentro era ver lo que resta de la agenda legislativa de este año, pero el foco principal estuvo concentrado en los desafíos electorales que vienen, principalmente en las cartas para la elección de constituyentes, que fueron revisadas en el encuentro.

Sobre este punto, el viernes pasado, en una cita en la casa de Piñera con el equipo de Chile Vamos que está armando la lista de candidatos para esos comicios -integrado por Rodrigo Ubilla, Paulina Núñez, Gonzalo Blumel, Hernán Larraín Matte, Ernesto Silva y Felipe Sallaberry-, le solicitaron al Jefe de Estado que ayude a convencer a autoridades para salir del gobierno a competir. Esto, ya que el sector busca cartas fuertes que acompañen en distritos claves a candidatos que son más desconocidos. Así, el Mandatario tiene interés en el estado de avance de esas conversaciones. Hasta ahora, uno que podría salir es -dicen en La Moneda- el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

Comenta!