Diputado Bernardo Berger renunció a una larga militancia en Renovación Nacional

Al cabo de estos años, me he convencido, desgraciadamente, que las cosas no van a cambiar”, aseguró en una carta dirigida al presidente del partido, Rafael Prohens.

Tras 25 años de militancia en Renovación Nacional, el diputado Bernardo Berger presentó su renuncia a esa tienda política. Ahora, desde el mundo independiente, aseguró que seguirá siendo parte de ChileVamos y de los principios de la centroderecha.

En una carta dirigida al presidente de RN Rafael Prohens, Berger sostuvo que “después de 25 años de militancia, he presentado mi renuncia a Renovación Nacional (…). Mis valores y mi visión sobre el estado y el futuro de Chile no ha cambiado; muy por el contrario, se mantienen más firmes que nunca”.

“Seguiré siendo parte activa y protagónica de ChileVamos y de los principios que inspiran a la centroderecha nacional. Agradezco la confianza de los miles de militantes y simpatizantes de nuestro sector, así como a mis colegas parlamentarios y de la directiva nacional de RN, con quienes siempre he tenido el mejor de los entendimientos”, sostuvo el legislador por Los Ríos.

El texto íntegro de la carta, a continuación:

  1. Por más de 25 años he sido militante de Renovación Nacional. Varias veces concejal, alcalde y parlamentario, y en todas he llevado triunfos y orgullo a nuestra tienda política. He sido protagonista activo de la historia de este partido; disciplinado, reconocido promotor de la unidad de nuestras filas, y siempre me he sentido férreamente conectado a los principios y valores que inspiran nuestra carta fundacional.
  1. Pero también se sido observante de una serie de hechos que se han vuelto un modus operandi en las filas dirigenciales de mi región, al punto que hemos perdido valiosos líderes que, cansados del hostigamiento, la persecución y las puertas en las narices, han dado el paso al costado, abandonando cargos y filas. Nuestro concejal por Valdivia Felipe Rifo; nuestro ex presidente del Core Elías Sabat; el ex presidente comunal de Río Bueno, Gerardo Jaramillo; de la Unión, José Giménez; el alcalde de Mariquina Rolando Mitre. Incluso nuestro fallecido diputado don Roberto Delmastro… Podría seguir enumerando, la lista es extensa.
  1. De más de 4 mil militantes, pasamos a apenas poco más de mil. En dos años, después de haber sido la mayor, hoy somos de las menores fuerzas políticas de Los Ríos. Y la directiva regional es la gran ausente en la mesa del comité político.
  1. La falta de liderazgo regional nos ha convertido, al poco andar, en un partido desconectado del gobierno, sin opinión en los grandes temas ciudadanos. Perdemos militantes, decepcionados ante las malas prácticas, el matonaje, las decisiones verticales de espalda a las bases. Son formas de actuación que se repiten a vista y paciencia del funcionamiento irregular, o derechamente la ausencia, de instancias internas de control y participación. Nos hemos vuelto, en mi región, una suerte de club cerrado al servicio del interés de una o dos personas, en asintonía completa con los problemas, necesidades y la opinión de Chile y las bases que representan esos sentires.
  1. Tenemos por delante siete procesos electorales. Y no tenemos nada. La política no es una aventura personal, menos un capricho. Es el resultado de un esfuerzo de equipo para poner a los mejores a disposición de un proyecto colectivo, bajo el convencimiento de buscar lo mejor para nuestra patria. Sin embargo, en mi región hace mucho tiempo eso no es así. El interés personal o simplemente el capricho, nos tienen en el peor de los escenarios electorales de los que tengo memoria. Y hoy se levantan y se bajan candidatos a dedo, se entrampa a otros, con bases y comunas inconsultas y decepcionadas de este tipo de proceder.
  1. Personalmente he sufrido en carne propia, una y otra vez, la falta de deferencia, de tino y de consideración hacia mi persona y el cargo que ostento; he sido incluso sujeto de cuestionamientos públicos gratuitos, provenientes de dirigentes de mi propio partido, que con ello ponen en riesgo las ya deterioradas pocas confianzas y la estabilidad política de nuestra tienda. No obstante, me he mantenido siempre respetuoso de las instancias internas y he dejado obrar, con la esperanza infructuosa que nuestras autoridades se den cuenta de los errores y enmienden el rumbo.
  1. Sin embargo, y al cabo de estos años, me he convencido, desgraciadamente, que las cosas no van a cambiar, y con las confianzas seriamente lesionadas. Esta situación me lleva a la largamente meditada decisión de renunciar a Renovación Nacional, decepcionado de la falta absoluta de voluntad para remediar el rumbo de parte de quienes, con una deficiente conducción, nos han llevado al estado de cosas en que estamos hoy en Los Ríos.
  1. Mis valores y mi visión sobre el estado y el futuro de Chile no ha cambiado; muy por el contrario, se mantienen más firmes que nunca. Seguiré siendo parte activa y protagónica de ChileVamos y de los principios que inspiran a la centroderecha nacional. Agradezco la confianza de los miles de militantes y simpatizantes de nuestro sector, así como a mis colegas parlamentarios y de la directiva nacional de RN, con quienes siempre he tenido el mejor de los entendimientos.
Comenta!