El Papa Francisco aceptó la renuncia del obispo de Rancagua, Alejandro Goic, y el de Talca, Horacio Valenzuela

El Papa Francisco aceptó la renuncia del obispo de Rancagua, Alejandro Goic, y el de Talca, Horacio Valenzuela, según información publicada por la Conferencia Episcopal de Chile. En su página web se anuncia que se nombraron administradores apostólicos, en este caso, de la diócesis en Rancagua se hará cargo Luis Fernando Ramos Pérez y en Talca, Galo Fernández Villaseca.

Ambos se unen al obispo Juan Barros, Cristián Caro y Gonzalo Duarte cuyas renuncias fueron aceptadas por el Sumo Pontífice hace poco más de dos semanas.

Si bien Goic entregó su renuncia aduciendo a su edad, se encontraba fuertemente cuestionado debido al caso “La Familia”, por el cual declaró como testigo en la investigación que se lleva a cabo por supuestos abusos sexuales de los sacerdotes de la diócesis. Contra él cayeron acusaciones que conocía los antecedentes del caso hace más de un año y que no investigó Asimismo en mayo renunció al Consejo de Prevención de Abusos de Menores de Edad tras conocerse el caso que destapó un reportaje de T13.

En tanto, Valenzuela, a cargo de la diócesis de Talca, era discípulo de Karadima y, al igual que Barros, se enfrenta a cuestionamientos sobre su posible encubrimiento de los abusos del párroco de El Bosque. El prelado expresó hace unos meses que “me equivoqué al no darme cuenta de que pasaban cosas malas, como pasó durante el gobierno militar también, que hubo mucha gente que no supo lo que pasaba y no eran culpables, simplemente no supo, pero eso se lo vamos a dejar a Dios”.

Comenta!