En medio de la pandemia, Argentina impulsa pretensión sobre plataforma continental extendida reclamada por Chile

El Mercurio dio a conocer que el país trasandino envió el 11 de mayo una nota diplomática a Argentina en la que señala que la plataforma continental extendida que pretenden en la zona del Mar Austral no es reconocida por Chile, al tratarse de una declaración unilateral.

El 10 de diciembre de 2019, en un largo discurso a su nación, y mientras Chile se encontraba fuertemente convulsionado por el estallido que se inició en el mes de octubre, el presidente Alberto Fernández señaló que Argentina defendería sus “derechos soberanos sobre las islas Malvinas, la plataforma continental, la Antártida Argentina y los recursos naturales que estas extensiones poseen, porque pertenecen a todos los argentinos”.

Según consignó en una nota El Mercurio, aquello encendió inmediatamente las alarmas en Cancillería, sobre todo luego de que en el mes de febrero, el ministro de Relaciones Exteriores argentino, Felipe Solá, señalara que se enviaría un proyecto de ley para delimitar la plataforma continental, “con el objetivo de fortalecer nuestra presencia soberana”, en la zona Antártica.

Ya el 2 de marzo, la senadora justicialista Norma Durango ingresó una iniciativa que busca modificar el Artículo 6 de la Ley 23.968, de Líneas de Base y Delimitación de Espacios Marítimos en ese país.

El proyecto, consignado en la página web del Senado trasandino pretende que “se demarque con carácter definitivo y obligatorio” el “límite exterior de la Plataforma Continental Argentina trazado de acuerdo con los puntos consignados en la presentación de la Comisión Nacional de Límite Exterior de la Plataforma Continental, y adoptados por la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la Convención de Naciones Unidad sobre Derecho del Mar”.

El Mercurio dio a conocer que la Cancillería chilena envió el 11 de mayo una nota diplomática a Argentina en la que señala que la plataforma continental extendida que pretenden en la zona del Mar Austral no es reconocida por Chile, al tratarse de una declaración unilateral.

Los movimientos trasandinos sobre la plataforma continental extendida se iniciaron en 2009, durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner –quien es hoy vicepresidenta del Gobierno de Alberto Fernández-. Ese año, Argentina presentó su memoria con los trazados de su plataforma continental ante la comisión, lo que motivó la presentación de reservas por parte de Chile.

Ya en el mes de mayo de 2016, Chile manifestó formalmente ante Naciones Unidas y Argentina su desacuerdo con las aspiraciones de ese país sobre la plataforma continental extendida de la Antártica, pues ella se superpone con la reclamación chilena sobre ese continente.

ACTITUD HOSTIL DEL PRESIDENTE FERNÁNDEZ

Trece días después de reanudar su pretensión sobre la plataforma Continental, es decir el 23 de diciembre de 2019, el Presidente Alberto Fernández descargó por primera vez su artillería contra Chile. Ese día, comparó el gobierno del venezolano Nicolás Maduro con el de Sebastián Piñera, señalando que este último “metió presas a 2.500 personas y nadie dice nada”. Aunque el 27 de diciembre matizó sus dichos al señalar “yo no creo que el gobierno de Piñera sea un régimen autoritario como el de Maduro”, iniciada la pandemia del Coronavirus volvieron a registrarse tensiones.

En abril de 2020, en una videoconferencia con dirigentes de la Nueva Mayoría y , organizada por el presidente del Partido Progresista Marco Enríquez Ominami, Fernández instó a la oposición “a zanjar las diferencias entre ellos para recuperar el oder en favor de los chilenos”, lo que la Cancillería calificó como una injerencia en los asuntos internos del país.

Los últimos desencuentros tuvieron que ver con el manejo de la pandemia del Coronavirus, propiamente tal. También en ese mes de abril, Alberto Fernández hizo una rueda de prensa para explicar por qué decretaba prolongar la cuarentena total en su país. “Vean ustedes lo que pasó en Brasil y Chile, dos países cercanos a nosotros” dijo, apoyado por una presentación en powerpoint. El primer gráfico mostraba curvas comparadas de contagios entre Brasil (19.638), Chile (6.501) y Argentina (1.975). “Brasil tiene cinco veces nuestra población. Chile tiene la tercera parte de nuestra población. Quiero marcarles esto para que vean que en el continente también se reflejan los resultados de la cuarentena “, agregó. “Miren los fallecidos”, siguió al pasar a la lámina siguiente (Brasil, 1.057; Chile, 82, Argentina, 65), insistiendo en que Chile “tiene un tercio de la población de Argentina”. Esta situación originó una respuesta vía una minuta que llevaba por nombre “Chile versus Argentina”, elaborada por el Segundo Piso de La Moneda, que luego derivó en reuniones entre ambos gobiernos para zanjar las diferencias.

Sin embargo, aquello duró poco. El domingo, el presidente Fernández volvió a comparar el manejo de la Pandemia entre Chile y Argentina, con una lámina que contenía un grueso error que le obligó luego a pedir una nueva disculpa. En ella, aseveró que nuestro país tenía una tasa de mortalidad de 98,4 personas por cada 100.000 habitantes, lo que nos dejaba detrás de Estados Unidos, en circunstancias que esta es de 3,5.

Comenta!