Jaime Mañalich por balance de su gestión: “Quizás me faltó haber sido más drástico en cerrar la frontera”

En la antesala al aniversario del primer contagio de COVID-19 en Chile el 3 de marzo, el ex ministro Jaime Mañalich hizo un balance de su gestión durante los primeros meses de la pandemia.

Tras su reaparición en la luz pública, luego de su renuncia como titular de Salud y el posterior rechazo al emplazamiento por las decisiones tomadas durante su periodo al mando de la cartera, Mañalich analizó las principales debilidades de su labor ministerial.

En conversación con El Mercurio, el exministro se refirió a su dirección durante los primeros meses de la crisis sanitaria en nuestro país, la cual consideró como “una fase muy dura”.

En cuanto la principal falencia, consideró que el no cerrar las fronteras a los viajantes procedentes de los países europeos, fue una decisión que podría haber ayudado a disminuir los casos en los inicios de la pandemia.

“Sufrimos las consecuencias de la falta de información europea, fundamentalmente de España e Italia. Ellos no informaron adecuadamente la cantidad de casos que estaban teniendo, cuando había muchos chilenos en esas latitudes. Quizás me faltó haber sido mucho más drástico en cerrar la frontera para viajeros que venían de Europa. Eso podría haber contribuido a que el brote de la Región Metropolitana hubiera sido un poco más suave”, sostuvo.

Sobre su salida del gobierno, afirmó en que “los trabajos matrices estaban ya en pie (…) La conciencia de que estábamos ante un tema muy grave ya estaba instalada y, dentro del temor y el aprovechamiento político que la pandemia significó, yo había cumplido una etapa y era necesario que asumiera una persona más afable“. Además, explicó que fue él mismo quien propuso a Enrique Paris como ministro.

Por otro lado, aseguró que parte de lo que influyó a que los casos se dispararan durante el inicio de la pandemia fue la desigualdad que existe en el sistema de salud na “No es uniforme el sistema en el país, sino que ocurren las cosas como cada alcalde cree que deben ser. De hecho, lo estamos viendo ahora con la vacunación: pese a que hay normas claras, hay alcaldes que estiman conveniente vacunar a otras personas y agotan las dosis que están destinadas para una población determinada”, dijo.

Finalmente, según su perspectiva, prevé que pueda existir un rebrote a inicios de marzo, cuando comience de lleno un nuevo año laboral y académico.

“Me atrevo a decir que cuando la gente vuelva de vacaciones tendremos un rebrote de casos, y probablemente una disminución importante en aquellos lugares donde la gente fue de vacaciones (…) Un aumento de casos en maro es posible que ocurra porque el esfuerzo de la vacunación no se puede medir todavía en nuevos casos, sino que en fallecidos”, concluyó.

Comenta!