Kast dice que Chile «merece» un Presidente que «dé certezas» y dibuja eventual gabinete

245

Una cargada agenda ha tenido en los últimos días José Antonio Kast, giras por regiones, la presentación de su plan de gobierno, programas de televisión y el primer debate radial de la segunda vuelta, han sido parte de sus actividades a las cuales ayer se sumaron dos encuentros con vecinos de La Florida y Puente Alto. Allí estuvo acompañado por primera vez por los alcaldes Rodolfo Carter y Germán Codina, además de parlamentarios como el senador Manuel José Ossandón (RN), buscando así reforzar su despliegue por la Región Metropolitana.

En medio de todo aquello, el presidenciable se da el tiempo para reflexionar sobre los cambios hechos a sus propuestas, los apoyos que ha recibido desde Chile Vamos y los votantes que aún busca conquistar. «Estoy seguro que los chilenos, entre dos modelos tan distintos, elegirán libertad y no el totalitarismo que ofrecen ellos», afirma Kast, en alusión a su contendor Gabriel Boric y a su coalición Apruebo Dignidad.

En entrevista con Emol, el candidato del Frente Social Cristiano además aborda las características de lo que podría ser su futuro gabinete, en caso de llegar a La Moneda, planteando, por ejemplo, la necesidad de tener «gente conectada con la realidad de las personas» e «ir más allá de un gabinete paritario», con «más mujeres que hombres».

– ¿Por qué los chilenos deben votar por usted el próximo 19 de diciembre y no por Gabriel Boric? «Chile es un país extraordinario y los chilenos se merecen un Presidente que les dé certezas y que independiente de las diferencias que podamos tener, estén seguros que viviremos en una país democrático, donde se respete la institucionalidad y donde el foco esté en las personas y no en el Estado. Nuestra propuesta busca alcanzar el bienestar de todos los chilenos, de los trabajadores, de la gente común que quiere lo mejor para su familia, pero sin violencia ni abusos o aplicando ideas totalitarias y que han fracasado en todo el mundo como las que defienden el Partido Comunista y el Frente Amplio. Creemos en un Estado pequeño, eficiente y austero y en esa línea nuestro proyecto de país busca dar señales claras en el Estado. El 19 de diciembre Chile se juega nuestra democracia. Nuestra candidatura defiende la libertad, el orden y el progreso para todos los chilenos».

– Pero usted ha dicho que Gabriel Boric se ha ido mimetizando con su figura, ¿no le cree al diputado sus cambios de postura, usted mismo cambió algunas de sus propuestas? «Una cosa es abrirse al cambio e incorporar nuevas visiones, otra es asumir una posición solo por motivaciones electorales, sin adherir a las ideas de fondo. Me alegro que Gabriel defienda a Carabineros, institución que quería hacer desaparecer; me alegra que esté a favor de las pymes y no de los delincuentes; ahora dice que rechaza la violencia, la misma que él avaló desde el 18 de octubre de 2019 y de la cual dijo, incluso que ‘había que estar sumamente contento’, y posteriormente firma un proyecto de impunidad para los violentistas de la revuelta (…) La verdad, ¿qué certeza puede tener la ciudadanía de que, así como ha sucedido en las últimas horas, una vez en el poder no cambie nuevamente de opinión? Yo no le creo a Gabriel Boric. Él no le da confianza a los chilenos».

– Según los últimos sondeos que pudieron publicarse, Gabriel Boric encabezaba las preferencias presidenciales, ¿cree que ha logrado revertir esa tendencia y por qué? «La elección presidencial está abierta y la vamos a ganar. Si nosotros nos hubiésemos dejado llevar por las encuestas, claramente hoy no estaríamos aquí. Hoy estamos remontando con fuerza y exponiendo en cada foro y espacio la falta de coherencia, claridad y responsabilidad de las propuestas de Gabriel Boric y el Partido Comunista. Estoy seguro que los chilenos, entre dos modelos tan distintos, elegirán libertad y no el totalitarismo que ofrecen ellos».

– Respecto a los comicios, un factor que podría resultar clave es lo que se ha denominado como «voto oculto», ¿usted cree que exista ese «voto oculto», gente que podría votar por usted, pero que aún no lo reconoce públicamente? «Absolutamente y por las razones antes dichas. La ultraizquierda viene por años creando un clima de violencia y de grave alteración del orden público y de la convivencia nacional, que es el modelo calcado de los regímenes socialistas fracasados. Necesitamos combatir con fuerza el narcotráfico, regular la migración, generar empleos, entregar mejor y más oportuna salud, educación y mejores pensiones, pero está claro que la violencia, el populismo no es, ni nunca será, el camino para lograrlo. Los chilenos quieren paz, progreso, libertad y orden».

– Tras su triunfo el 21 de noviembre, usted convocó a los electores de Sebastián Sichel, Franco Parisi e incluso de Yasna Provoste, ¿cree que ha logrado incorporar propuestas que interpreten a los adherentes de éstos? «Quiero ser el Presidente de todos los chilenos. Para lograrlo, hay que escuchar y buscar acuerdos con todos los sectores políticos, con todos quienes quieren lo mejor para nuestro hermoso país. Por eso recogimos dentro de nuestro programa de gobierno las sugerencias de las otras candidaturas y las incluimos en materias económicas, de cambio climático, en temas referidos a la mujer, entre otras materias. Nuestro programa no está escrito en piedra y siempre estará abierto a recibir buenas ideas y, además, a recibir a las mejores personas, los especialistas más capaces, que quieran sumarse al desafío de un futuro diferente para Chile».

– Su viaje a Estados Unidos estuvo marcado por rumores de un encuentro con Franco Parisi, ¿era más necesaria cree usted la visita a Estados Unidos, que recorrer algunos lugares de Chile -como la Región Metropolitana- en los que su votación no fue tan buena como la de Gabriel Boric, por qué?, «Chile requiere restablecer las confianzas que se dañaron después del estallido delictual de octubre. Necesitamos construir puentes y recuperar las confianzas, lo que requiere ir más allá de lo político-contingente y tener una visión de Estado. De ahí estuvo el origen de este viaje a Estados Unidos, el que pretendemos repetir a otros países de la región y del mundo. Esto no implica dejar de lado los problemas y urgencias sociales, que tendremos como prioridad en nuestro gobierno».

– El martes usted presentó su plan de gobierno e incluyó varios cambios a sus propuestas de la primera vuelta, ¿ha moderado sus planteamientos para convocar a una mayoría o cómo calificaría las modificaciones que hizo? «La esencia del programa es la misma y claramente buscamos convocar a más personas. Como señalé, mi objetivo es ser Presidente de todos los chilenos. Debemos recuperar la capacidad de diálogo democrático que venimos perdiendo fruto del discurso de odio y división. Como he dicho estos últimos días, pasamos de un programa a un plan de gobierno».

– Una propuesta que cambió en el plan fue la relacionada con una reforma al INDH, en vez de eliminarlo como lo planteó inicialmente, ¿qué lo hizo cambiar de parecer? «El INDH tiene la misión de ‘observar, informar e intervenir en la defensa de los Derechos Humanos amenazados o vulnerados’ y esto es muy relevante para la defensa de los Derechos Humanos de los habitantes de Chile, y si bien es un órgano autónomo, es de suma importancia que sea un órgano plural y que sus decisiones reflejen ese pluralismo, pues los DD.HH. no son patrimonio de un sector político. La labor de un órgano de esta naturaleza es demasiado relevante en la promoción de los DD.HH. como para funcionar sobre la base del sectarismo y la parcialidad. Pero una reforma como la planteada, jamás pretenderá relativizar nuestra profunda convicción por el respeto y la promoción de los Derechos Humanos en toda hora y lugar».

– Una propuesta que cambió en el plan fue la relacionada con una reforma al INDH, en vez de eliminarlo como lo planteó inicialmente, ¿qué lo hizo cambiar de parecer? «El INDH tiene la misión de ‘observar, informar e intervenir en la defensa de los Derechos Humanos amenazados o vulnerados’ y esto es muy relevante para la defensa de los Derechos Humanos de los habitantes de Chile, y si bien es un órgano autónomo, es de suma importancia que sea un órgano plural y que sus decisiones reflejen ese pluralismo, pues los DD.HH. no son patrimonio de un sector político. La labor de un órgano de esta naturaleza es demasiado relevante en la promoción de los DD.HH. como para funcionar sobre la base del sectarismo y la parcialidad. Pero una reforma como la planteada, jamás pretenderá relativizar nuestra profunda convicción por el respeto y la promoción de los Derechos Humanos en toda hora y lugar».

– El martes usted agradeció el apoyo de los partidos de Chile Vamos en la campaña y mencionó también a personas provenientes de Evópoli, ¿no extraña que figuras de ese partido salieran a hacer campaña con usted, como si lo han hecho desde RN, la UDI y el PRI? y ¿no cree que falta tener un encuentro público con el senador Felipe Kast, uno de los principales líderes de Evópoli? «Solo tengo palabras de agradecimiento para todos los partidos que nos han manifestado públicamente su apoyo, como Evópoli, que tiene las puertas abiertas permanentemente para contribuir con nuestro futuro gobierno. Con Felipe y con todos los líderes de ese partido, espero tener futuras conversaciones. Somos una democracia y tenemos derecho a tener ideas diferentes, pero nos unen las mismas ideas de libertad, progreso, orden y paz de nuestra nación».

– ¿Qué protagonismo o espacio le dará a los partidos políticos (RN, UDI, PRI y Republicanos) que lo apoyan en su futuro gabinete, se optará por tener equilibrios políticos? «Hoy no es tiempo de hablar de protagonismo o espacios, es tiempo de trabajar por nuestro país y trabajar por la libertad. Necesitamos gente conectada con la realidad de las personas, que conozcan cómo vive el chileno común y corriente y que, sobre esa base, puedan implementar medidas que le hagan más fácil la vida a millones de chilenos. Nos debemos a las personas, ese es nuestro objetivo. Por eso no tendremos cuoteo político, sino que a aquellos con verdadera vocación de servicio al país».

– ¿Y qué perfil espera que tengan sus futuros ministros, le gustaría tener paridad de género en el gabinete?, ya suenan nombres como el de Paula Daza y Evelyn Matthei. «Me encantaría decir que podemos tener el primer gobierno con una ministra del Interior, pero no lo quiero afirmar, porque nosotros queremos conformar un equipo de gobierno, y cuando uno forma un equipo tiene que buscar cuáles son las condiciones, cualidades, para que esto funcione bien y cuáles son las ventajas que uno tiene en cada una de las áreas. Me encantaría ir más allá de un gabinete paritario; más que ponerlo en porcentajes, me encantaría que hubiera más mujeres que hombres. Chile necesita ministros con calle, con experiencia, con sensibilidad, pero al mismo tiempo con iniciativa y convicciones.

Para el cargo de ministro de Hacienda o Economía no solo será necesario saber de números, de macroeconomía, sino de cómo se hace una pyme, de los miles de trámites que tienen que hacer para sacar los permisos, del costo de sus insumos. Me encantaría tener un gabinete conectado con la realidad, porque nos debemos a la gente y queremos que su vida sea más fácil y feliz. Paula Daza y Evelyn Matthei son tremendas mujeres, inteligentes y capaces y reúnen esas características, y me siento orgulloso y agradecido que sean parte de nuestra campaña».

– Por último, hace unos días el diputado electo Johannes Kaiser, volvió a protagonizar una nueva polémica por sus dichos, esta vez contra Emilia Schneider, primera diputada trans electa en la historia de Chile. Si bien Kaiser ya no milita en el Partido Republicano, fue electo bajo el alero de la tienda. ¿Cree que le perjudican a su campaña estas últimas declaraciones de Kaiser, sumadas a las que había dado antes sobre el voto femenino? «Son tiempos de unir y no de desunir. He rechazado las declaraciones del diputado que me parecen inaceptables, porque el Chile que queremos es muy amplio, donde todos tienen cabida y donde existe sobre todo respeto y libertad. A pocos días de la elección, quizás la más importante de los últimos 30 años, los invito a mirar el futuro y a que nos preocupemos de las urgencias de nuestro país».

Comenta!