Manipuladoras de Junaeb en Osorno cuestionan fin de concesión con empresa que surtía alimentos a colegios de la región

En el contexto del término de la concesión entre la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) con la empresa Soc. Distribuidora de Productos Alimenticios S.A (DIPRALSA) por constatarse incumplimientos en la primera entrega de canastas individuales de alimentación a estudiantes durante la pandemia, las manipuladoras de alimentos Junaeb en Osorno manifestaron su descontento.

Lo anterior porque según la vocera de las trabajadoras del rubro en la provincia, Rosita Gúzman, “hay inseguridad laboral” ya que no serían ellas como manipuladoras las que tendrían sus empleos en peligro, sino que aquellos que trabajan en la parte administrativa.

La representante continuó justificando que “hay empresas que todavía no cancelaban el sueldo a las manipuladoras”, por ende, existirían dos escenarios, que se vaya Dipralsa o llegue una mejor.

Cabe mencionar que la interrupción del contrato vigente se tomó producto de los graves incumplimientos detectados por Junaeb en la supervisión de la primera entrega de alimentos, lo cual se traduce en que el servicio para las 30 comunas de la región de Los Lagos ahora deberá ser adjudicado a una nueva empresa que tendrá como requisito la continuidad laboral de las 2.543 manipuladoras que trabajaban para Dipralsa.

Por lo anterior, la vocera de estas trabajadoras en la provincia de Osorno, Rosa Gúzman dijo que “están en disconformidad con la transparencia de Junaeb” y por lo mismo justificó que lo sucedido con la no entrega de algunos productos en las primeras canastas fue “por temas de proveedores”, los cuales habrían sido incluidos posteriormente en las segundas cajas.

 

Comenta!