SAGO estima el accidente del puente Cancura como una tragedia inaceptable

Indignación es la que existe al interior de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno SAGO A.G, a raíz del trágico accidente registrado en la madrugada de este sábado 23 de junio recién pasado tras el desplome de parte importante del puente Cancura, en la provincia de Osorno, que cobró la vida de una persona y dejó otros seis lesionados, tras precipitar los dos automóviles en lo que circulaban.

A partir de ahí es que hoy vuelve el gremio a preguntarse cuál es el estado de los planes de inversión en nueva infraestructura, además de su respectivo mantenimiento y fiscalización de manejo en los lechos de los ríos, recordando a los vecinos de sectores rurales, aledaños a la ruta 5 que por largo tiempo han presentado reclamos por actividades extractivas a nivel industrial y su consiguiente impacto en los viaductos.

Las críticas de SAGO en este sentido apuntan igualmente al denominado Plan Maestro que el Gobierno Regional aprobó por 280 millones en 2013, que redujo la carga máxima del puente Cancura a no más de 45 toneladas, generando un negativo impacto en la producción agroalimentaria, donde los camiones debieron buscar rutas alternativas poco adecuadas para el transporte, sumado a los inconvenientes para habitantes de otras zonas.

La tragedia del puente Cancura era evitable asegura el presidente gremial, Christian Arntz, quien estima que la conectividad y su correcta mantención es clave para el desarrollo de la zona, donde advierte innumerables viaductos que hoy cuentan con cargas máximas por debajo de las necesidades productivas de la zona. Un tema –señala- que es necesario revisar.

Commentarios