Vuelco en caso de mujer que denunció violación masiva generó protestas en Chiloé

El pasado sábado 10 de octubre la denuncia de una violación masiva contra una mujer alertó a las autoridades de Chiloé, sur de Chile. La víctima, de 40 años, afirmaba haber sido atacada por varios hombres en el sector Ten Ten en la localidad de Castro en la Isla Grande del archipiélago.

La afectada relató que, tras tomar un taxi, el conductor se detuvo en medio del viaje para recoger a un grupo de hombres, quienes la intimidaron y trasladaron a otro lugar, donde los esperaban cuatro sujetos en otro auto, quienes abusaron de ella.

En su declaración, la mujer dijo que tras el ilícito, los atacantes la trasladaron de regreso a Castro y, en el camino, ella se lanzó del vehículo en movimiento para escapar hacia un servicentro y pedir auxilio.

La denunciante fue trasladada al Hospital Dr. Augusto Riffart de Castro, mientras que detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) de la Policía de Investigaciones de Ancud comenzaron con las diligencias para dar con los responsables.

Sobre lo ocurrido, el fiscal de turno, Enrique Canales, dijo en su momento al diario La Opinión de Chiloé que su oficina recepcionó “una cuenta de Carabineros sobre una denuncia de una mujer adulta por un delito de violación que habría sido cometido por más de un sujeto”.

“Inconsistencias y falsedades en el relato de la víctima”

Tras cuatro días de investigación, el pasado miércoles 14 de octubre el Ministerio Público junto a la PDI comenzaron las indagatorias pertinentes con el objetivo de identificar a los sujetos sindicados por la mujer, Sin embargo, tras las pericias se vivió un vuelco en el caso, ya que los persecutores llegaron a la conclusión que existen una serie de inconsistencias y falsedades en el relato de la supuesta víctima.

Así lo confirmó el Jefe de la Prefectura Provincial Chiloé de la PDI, subprefecto Emilio Massú Morales, quien sostuvo que “tras contrastar las declaraciones, y en base a las inconsistencias de las mismas, se solicitó una nueva orden de investigar, las que finalmente permitieron establecer incongruencias en las declaraciones prestadas”.

“En primera instancia se indicaba a un grupo de ocho a diez personas, lo que posteriormente con las diligencias practicadas se descartó totalmente”, agregó el detective, quien aseguró que el relato de la mujer de cómo habrían ocurrido estos hechos “no se ajustaba a la realidad”.

Protestas en Castro

Ante la situación, organizaciones feministas se manifestaron en contra del cierre de la investigación y optaron por realizar una marcha frentre a las dependencias de la PDI para dar su apoyo a la víctima, lo que generó el accionar de Carabineros para repelerlas.

El accionar de la policía ha generado controversia, ya que se acusa el uso innecesario de balines de goma para disolver al grupo.

El tema alertó al diputado de la zona, Gabriel Ascencio, quien a través de su cuenta de Twitter solicitó explicaciones a los organismos policiales.

“Oficiaré a la PDI y a Carabineros pidiéndoles explicaciones, que se busquen responsabilidades y consultar si sus efectivos actuaron de acuerdo a los procedimientos. Es justo y necesario exigir criterio y eficiencia en una causa por abuso sexual”, indicó el parlamentario en redes sociales.

Comenta!