¿Carrete en construcción?: 46 detenidos por fiestas clandestinas y una de ellas era en una obra

 

Dos nuevas fiestas clandestinas fueron reportadas en hora de la noche de ayer y esta madrugada en las comunas de Las Condes y Lo Barnechea, dejando un total de 36 detenidos por incumplir las medidas sanitarias impuestas por el Ministerio de Salud en medio de la pandemia por el covid-19.

La primera tuvo lugar en un local comercial ubicado en calle Sánchez Fontecilla (Las Condes), cuando cerca de las 23:30 horas llegó hasta el lugar personal de Carabineros, luego de que vecinos acusaran que se estaba desarrollando la reunión social.

Incluso, fue el mismo alcalde de la comuna, Joaquín Lavín, quien condenó el hecho en su cuenta de Twitter, como ya es costumbre, escribiendo que hubo “14 detenidos por fiesta clandestina en calle Sánchez Fontecilla. Trataron de arrancar y esconderse”.

Por su parte, el capitán Ignacio Ramírez, oficial de ronda de la Prefectura Andes, detalló que las personas se “encontraban al interior ingiriendo bebidas alcohólicas y por autorización del encargado del local se ingresó y se constató esta situación, por lo tanto, fueron trasladados a la 17ª Comisaría en calidad de detenidos por infringir el artículo 318 del Código Penal”.

En tanto, el segundo evento fue descubierto en calle Los Ciruelos (Lo Barnechea) cerca de las 1:30 horas, donde 32 personas participaban en una nueva fiesta clandestina. ¿Lo llamativo? Estaban en el estacionamiento de un edificio en construcción, próximo a ser entregado.

“El organizador de esta fiesta manifiesta ser hijo del dueño del proyecto, quien aprovechando que se encontraba a cargo de estas instalaciones, invitó a amigos a desarrollar esta actividad, y por información de vecinos, quienes se percataron de que ingresaba una cantidad importante de vehículos al subterráneo, en circunstancias en que este edificio aún no ha sido entregado, es que personal municipal se constituye en el lugar y constata la realización de esta actividad”, consignó Ramírez.

Respecto al organizador, añadió que “es un joven de 26 años, quien aprovechando la instancia de que se encontraba como cuidador del edificio, organiza esta fiesta llamando a amigos y se reúnen en el subterráneo específicamente para no llamar la atención de los vecinos, pero se percataron a raíz de que ingresaba una gran cantidad de vehículos a este”.

Debido a ambos hechos, los 46 involucrados fueron aprehendidos por infringir el artículo 318, que tiene relación con poner en peligro la salud pública, y están a la espera de lo que determine el Ministerio Público para saber si pasan a control de detención o si solo quedan apercibidos.

Comenta!