Gobierno anuncia que llegó a acuerdo con Enel para la compra de medidores a los clientes

La ministra de Energía, Susana Jiménez, anunció esta mañana que el Gobierno ya llegó a un acuerdo con la empresa Enel, para la compra de los medidores antiguos a los clientes.

“Hoy día, concretamente ya tuvimos el compromiso de la empresa Enel de avanzar en esta materia y nos vamos a juntar para definir cada uno de los detalles de cómo será esta compra de los medidores usados”, indicó.

La ministra comentó que con el resto del gremio hay conversaciones “en desarrollo”, con los que esperan llegar a un acuerdo para retribuir a los clientes. Asimismo, dijo que “hemos dispuesto que las empresas, al momento de cambiar el medidor, presenten alternativas tarifarias”.

Asimismo, la ministra agregó que “nosotros hemos heredado una situación que -entendemos, y compartimos-, ha generado mucha preocupación e inquietud en la ciudadanía y que dice relación con los cambios tecnológicos en materia de medidores a nivel de distribución eléctrica”.

Ayer la titular de Energía puntualizó que hay cerca de 4,6 millones de personas propietarias de los medidores, los que podrían tener un costo entre $10.000 y $20.000 cada unidad.

En relación con los beneficios de los medidores inteligentes, la ministra Jiménez comentó que “hemos dispuesto que las empresas, al momento de cambiar el medidor, presenten alternativas tarifarias y eso va a permitir que los consumidores elijan si quedarse con el sistema de tarifas actual, que es una tarifa plana, o si alguna de estas opciones le son más convenientes, tomar aquellas”, añadió Jiménez.

También dijo que “la superintendencia va a tener que disponer de un protocolo para que el cambio de medidores genere el mínimo de molestias posibles.

Eso quiere decir que va a haber un protocolo que va a anticipar el momento del cambio del medidor y con el consentimiento de esa persona entonces poder acordar esa instalación”. “Vamos a exigir a las empresas que prioricen a los clientes que soliciten el cambio de medidor”, agregó Jiménez.

En cuanto a la posibilidad de conservar el medidor, la ministra comentó que “si esa persona quiere quedarse con su medidor (antiguo), para cualquier uso que le quiera dar, está en su liberad porque es de su propiedad”, pero aclaró que de todas maneras “pasa a operar el medidor nuevo”.

El plazo para el recambio es hasta 2025, ¿habrá sanciones para quienes no lo cambien?, “Acá no se ha hablado en ningún momento de sanciones a las personas, yo creo que acá lo que tenemos que hacer responsablemente, desde el Gobierno, desde los medios, es visibilizar los beneficios que tiene este cambio tecnológico”, declaró Jiménez.

Fuente: Emol

Comenta!