Argentina: En camino al cese de comercialización por medidas del gobierno

A partir de la decisión del Gobierno de prorrogar las restricciones a las ventas externas de carne, el campo empezó a buscar consensos para lanzar una serie de medidas de protesta.
A partir de la decisión del Gobierno de prorrogar por dos meses las restricciones a las ventas externas de carne, el campo redobló la apuesta y empezó a buscar consensos para lanzar un nuevo cese de comercialización de hacienda, que podría extenderse a la producción granaria.
En este contexto, la Mesa de Enlace se debate entre la presión de sus bases, la proximidad de las elecciones y el malestar en algunos eslabones del negocio ganadero, que verán afectada su operatoria por una medida de fuerza.
El Gobierno conoce bien esta situación y por eso jugó al filo para anunciar la extensión del Decreto 408/2021, que establece límites para la venta de vaca con destino a China y un listado de siete cortes de esa categoría.
Fuentes oficiales señalaron ayer que las «exportaciones de carne no están cerradas y que se está exportando carne muy por encima del promedio histórico».
A pocas horas de conocerse la resolución conjunta que las carteras de Agricultura y Desarrollo Productivo publicaron ayer, la Mesa de Enlace mantuvo un encuentro en Santa Fe, en donde se descontaba la presentación de una medida de fuerza contundente. En la conferencia de prensa posterior y más allá de las críticas hacia el oficialismo, advirtieron que «se pasará a una etapa más activa», pero sin brindar certezas sobre un paro con cese de actividades.
Pese a la molestia de las entidades agropecuarias por las políticas oficiales, los números del sector son positivos en distintos rubros. Desde hace poco más de un año, el ingreso de divisas crece a niveles récord, gracias a la fuerte recomposición en la cotización internacional de los granos. En el caso de la nueva campaña de granos, se proyectan aumentos en el área de siembra de cultivos como el trigo y el maíz, con rentabilidad bruta positiva, aún a pesar de la suba del precio de los insumos.
Por el lado de la ganadería, y según calcularon fuentes oficiales, el ingreso de divisas se mantiene en niveles elevados, aún con un freno en el volumen de despachos.
En este contexto favorable, si el campo sube la apuesta y convoca a un paro ganadero, corre algunos riesgos. Entre otros, la resistencia de algunos eslabones del negocio, como se pudo ver en el cese de comercialización que la Mesa de Enlace anunció tras conocerse las restricciones a las exportaciones a finales de mayo.
Otro dato que dejó la conferencia de prensa es el malestar de las entidades con el Consorcio Exportador ABC. La entidad está en ojo del huracán por su acercamiento a la Casa Rosada, desde mediados de 2020, para cerrar el acuerdo de Precios Populares. Además, entre las gremiales existe cierta reticencia a un paro en la previa a las PASO y prefieren esperar hasta después del 12 de septiembre para aumentar la intensidad.
Fuente: Agritotal

Comenta!