Discriminación y delincuencia: El drama que el campamento Buscando Futuro lucha por dejar atrás en Osorno

Imagen: Referencial

Días atrás, el Intendente Harry Jürgensen en la ciudad de Osorno, específicamente en calle Pelluhue, Rahue Alto, efectuaba la colocación de la primera piedra de la construcción de 132 soluciones habitacionales para más de un centenar de familias provenientes del campamento Buscando Futuro lll, del mismo sector.

La vida no ha sido nada de fácil para las familias beneficiadas -cuenta la presidenta del campamento, Cecilia Gualamán- toda vez que se ha concentrado por años en aquél lugar, focos de delincuencia, marcados por el narcotráfico, donde el temor por una “bala loca” ha sido pan de cada día en familias que por años han experimentado en carne propia la cruda discriminación social.

Una discrminación -dice Cecilia Gualamán- que igualmente afecta a los padres o madres de familia que que en numerosas ocasiones salen a buscar trabajo, regresando sin éxito a sus hogares por el estigma de vivir en un campamento. Sin trabajo, por ende, sin recursos, perpetuándose así un círculo de pobreza que les ha impedido surgir.

Se trata de una realidad que se replica en los diferentes campamentos de la región de Los Lagos, donde al menos hoy, en Buscando Futuro lll, alguna sonrisa se dibuja tras el inicio de las obras de viviendas sociales, en el marco del esfuerzo de las autoridades por eliminar los campamentos de la zona.

Comenta!