Fieles acusan que misa presidida en la parroquia Sagrado Corazón fue manipulada en beneficio de Barros por el párroco Juan Aros

El inicio de la tercera jornada de este día sábado en Osorno del Sacerdote Español, Charles Scicluna y Monseñor Jordi Bertomeu, quedó marcada por una polémica que se generó en pleno desarrollo de la misa programada con la comunidad de parroquia Sagrado Corazón.

Y es que, un grupo de personas habría salido abruptamente del encuentro aludiendo que no les parecía correctas las palabras emitidas por el párroco Juan Aros, las cuales manifestaban sólo una versión de lo que sucedió antes y después de la salida del ex obispo Juan Barros.

Según, Ivonne González participante de la parroquia, la mayoría de la eucaristía fue ”muy preparada” por parte del padre Juan Aros, donde no se dio espacio para los testimonios. Añadiendo que, en su momento, varias personas fueron desvinculadas del recinto por estar en contra de Barros.

De igual modo, Felipe Navarrete quien asiste hace 20 años a dicha parroquia, agregó que aún entre los fieles queda la incertidumbre de por qué se fue Juan Barros, donde el no pudo entrar, sin embargo, a otras sí lo logró. Señalando además que su templo esta profundamente dividido, llegando al límite ironizar a penas se mencionaba el nombre del ex obispo.

Consultado el padre Juan Aros, sobre las acusaciones de manipulación de la misa, señaló que no se puede hacer aquello con la oración, donde la idea era realizar la misa para dar paso a los testimonios. Asimismo comentó que, a su parecer, no existe el concepto de división en su parroquia.

Cabe decir que esta fue la primera actividad realizada la jornada del sábado por parte de los enviados papales, quienes una vez culminado el encuentro se trasladaron de inmediato a la catedral San Mateo, donde se están hospedando.

Comenta!